Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]
Turismo en Campana
Usted está aquí » Turismo en Campana » El Delta Campanense »  
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un AmigoLAS ISLAS DE CAMPANA: EL GIGANTE DORMIDO

22/ene/2008

Introducción:

Dos terceras partes de la superficie total del partido de Campana, constituyen territorio Isleño, que se encuentra del otro lado del Paraná de las Palmas.
Fue, en el siglo pasado, fuente de trabajo de muchas familias y generador de riqueza importante.

Si bien hoy todavía se pueden encontrar focos productivos, ya casi no tiene densidad de población. Sin embargo, sigue siendo potencial fuente generadora de riqueza y trabajo. Está allí esperándo que alguien despierte a este gigante dormido.

Campana se destaca de otras ciudades por ser junto a Zárate, uno de los polos productivos e industriales más importantes de la provincia de Buenos Aires, revalorizados por sus vías de accesos a traves de rutas, puertos de profundidad y su puerta de acceso al Mercosur.

Paradójicamente, el progreso que la industrialización ha dado a la zona continental fue socavando poco a poco el desarrollo del sector insular, absorbiendo la esencia más importante que es el material humano.

Estrategias equivocadas, ausencia de políticas adecuadas, falta de inversión pública y privada; sumados a la prolongada marea del año 1983 que mantuvo una creciendo por más de un año, ocasionando pérdidas incalculables a muchísimos productores forestales y frutihortícolas; fue decisivo para que gran parte de una generación de isleños realizara un éxodo hacia la ciudad de Campana; donde un importante sector de medianos y pequeños productores ya poseían alguna propiedad que era utilizada en sus ocasionales visitas que realizaban a la ciudad para abastecerse de víveres.

Las posibilidades laborales sumados a las comodidades elementales que Campana abría a esta corriente de personas que provenía de las islas fue demasiado tentadora y desvaneció cualquier intención de retorno futuro de la gran mayoría de ellos.

Claro que no se les puede culpar de lo ocurrido a los isleños, quienes por años padecieron importantes carencias esenciales, que no gozaban de beneficios como energía eléctrica, caminos y comunicación (teléfonos); mientras que la ciudad iba haciendo de estos servicios algo común y silvestre. Tampoco tenían posibilidades de desarrollo educativo, dado la falta de un colegio secundario en la región, debiendo trasladarse hasta Campana para hacerlo. Este, antes de la gran creciente, ya había sido un elemento importante para que la gente estableciera su lugar de residencia; con la intención de hacer posible el acceso a una educación mejor para sus hijos.

Como remate de este proceso, la década del noventa fue el golpe de gracia para el pequeño productor forestal, ya que la merma en el precio de la madera sumado a la fuerte importanción de productos ya manufacturados provocó sobre todo en el último período la ausencia de rentabilidad y hasta la imposibilidad de vender aún a pérdida su producción.

En la actualidad, y aunque hay algunas diferencias importantes de acuerdo a las fuentes consultadas, en el sector Islas de Campana tienen vivienda permanente entre 1000 y 1400 personas (un 1,5% del total poblacional de la ciudad).


 

DATOS FAVORABLES

La región sigue manteniendo intactas todas las condiciones productivas que supieron aprovechar aquellos pioneros que desarrollaron en las quintas de la zona. Y, aunque el contexto no es el mismo a nivel comercial, tampoco lo es en lo que a infraestructura se refiere: hoy se cuenta con energía eléctrica trifásica, teléfono, posibilidad de acceso por vía terrestre con una red de caminos internos y desde hace poco tiempo con la escuela secundaria agropecuaria Luciano Reyes que funciona en la Experimental INTA; avances estos que aquellos precursores no contaban.

Por otra parte, la contracción de la oferta laboral industrial hace imperiosa la generación de fuentes de trabajo alternativas, y nada mejor que el sector islas para realizarlo; ya que posee un potencial desaprovechado.


 

PLANIFICACION Y ESTRATEGIA

Para esto se necesita realizar una planificación adecuada, estratégica y consensuada entre todos los sectores que nuestra sociedad conforma (Municipio, industrias, comercio, productores isleños, propietarios de tierras en el sector Islas, INTA, universidades, etc.) para bajar los lineamientos esenciales que generen las condiciones necesarias que beneficien el surgimiento de inversiones privadas (para crear fuentes de trabajo) y públicas (destinadas a mejorar las condiciones actuales en toda la región).

Las posibilidades productivas son muchas, teniendo siempre como eje la forestación, a lo que se puede sumar: ganadería, hortalizas, frutales, mimbre, eco y agro turismo e investigación y educación. Pero a esto hay que sumarle plantas procesadoras "in situ" enclavadas propiamente en la isla, que a su vez puedan ofrecer a sus dependientes comodidades de residencia permanente.

A manera de ejemplo: un aserradero pequeño genera entre 9 y 11 fuentes de trabajo; e implica una inversión para nada desmesurada.


 

BENEFICIOS COMPETITIVOS

Hoy Campana se encuentra competitivamente en ventaja para un desarrollo sostenido de las islas con los municipios de San Fernando y Tigre, quienes han pasado por un proceso de revalúo inmobiliario importante, por el surgimiento de barrios privados tipo Country enclavados en territorio isleño y zona ribereña continental. Sería un error que Campana siga ese ejemplo a futuro.

Las islas de Campana deben poder combinar la producción, la vivienda permanente y el turismo para poder extraer al máximo el potencial de la región. Además, cuenta para esto con la presencia importantísima del INTA como coordinador y aglutinante de políticas comunes, aunque tal como lo refiere el nuevo Director de la EEA Delta del Parana, Ing. Gerardo Mujica, el mayor capital del INTA debe seguir siendo "su capacidad para generar y transferir conocimiento. Esa capacidad está en el equipamiento, en los recursos para investigación y fundamentalmente en sus Recursos Humanos".


 

EL NUEVO PARADIGMA

Así las cosas, no aprovechar el potencial que nuestro Delta encierra en sus bosques, en sus bellezas naturales, en su poder "reactivo" para transformar el trabajo en riqueza; es como mantener enterradas monedas de oro y no tener nada para comer. Es inadmisible al menos no intentar generar un desarrollo sustentable en una región en la que a mediados del siglo pasado un puñado de inmigrantes europeos (en su mayoría) lo hicieron posible, aún en inferioridad de condiciones respecto de las que actualmente se cuentan.

El nuevo paradigma es sentar las bases técnicas, humanas y políticas para que el desarrollo isleño a futuro sea un proceso que perdure, con un mejoramiento continuo.

Es este un desafío impostergable.

FERNANDO R. ANDRIOLI

Artículo Publicado en "El Encuestador" el 21/09/2003, como Insert en el Diario La Autentica Defensa de la Ciduad de Campana.


 












Se han visto 40122780 Páginas, desde el sábado, 23/jun/2007
OnLine: 117 personas (117 visitantes anónimos)
© Portal de Campana, Ciudad de Campana, Buenos Aires, Argentina
• Condiciones de Uso • Formulario de Contacto •
Owner: MatrixWay  
Campana - Bs.As. - AR - sábado, 23/ene/2021 - 07:13
Sistema FuncWay (c) 2003-2007